7 de agosto de 2015

III Festival "Aliste - Tradición. Pobladura 2015"

 “Aliste – Tradición” supone un atractivo modo de acercar el folclore y unir lazos entre grupos de varias esferas. En 2013 nace este festival que ya va por su tercera edición y que va aumentando en importancia dentro de nuestra semana cultural, nuestro pueblo y nuestra comarca.

La música y la danza tradicional supone el mantenimiento y difusión de unas raíces que acaban siendo comunes a todos, ya  sean los ritmos o las canciones, pareciendo tan distintas y a la vez tan similares entre ellas sea a la distancia a la que se recojan.

El día 26 de Mayo de este mismo año, las Cortes Generales promulgan una ley en la que incluyen a la danza y la música tradicional como “Patrimonio Cultural e Inmaterial”. Este hecho supone que el ímpetu por la lucha y la defensa de la música tradicional se haga más importante y la mejor manera es uniendo lazos y distancias en un festival de folclore de carácter nacional como es ya este.

El III festival “Aliste – Tradición” cuenta con la participación de dos grupos de ámbito nacional, y dos de la comarca.

El Grupo Folclórico Rebulir nace 2006 en el Ayuntamiento de Ramirás (Ourense), recogiendo el testimonio de lo que anteriormente fuera Escuela de Baile Tradicional del Ayuntamiento de Ramirás, y previamente Grupo de baile tradicional Sendra. Aunque de reciente creación lleva participado en numerosos festivales y actuaciones al largo de la geografía autonómica, estatal e incluso internacional. 
En sus actuaciones intentan hacer un recorrido por los diferentes ritmos y tipologías de danzas que existen en Galicia.

La Asociación de Coros y Danzas Zagalejo fue constituida en Octubre de 1997 con la intención de estudiar y transmitir la cultura castellano – leonesa por toda la geografía nacional e internacional.
La diversidad folclórica de la tierra y el propio trabajo han conseguido que este grupo se haya hecho con un ancho repertorio.
Cuentan con una amplia participación en festivales nacionales e internacionales, además de representar a Valladolid y Castilla y León como miembros de la FACYDE(Federación de Asociaciones de Coros y Danzas de España).

Aulas de Música de Aliste y Tras Os Montes nace en el año 1991 en el municipio zamorano de Trabazos con la intención de difundir y promover la música y tradiciones de la Zona fronteriza con Portugal dada su cercanía, teniendo así alumnos de ambos lados de la raya. 
De aquí sale su grupo de folclore, un grupo joven, que cuenta con varias participaciones en festivales dentro de la geografía peninsular, además de intervenir en diversas competiciones de bandas de gaitas.
Este grupo cuenta con varios premios transfronterizos por la cooperación en la difusión de la cultura tradicional de ambos lados de la frontera.

La Asociación Cultural de Danzas y Tradiciones “Aires de Aliste” nace en el año 2000 con el objetivo de difundir y recuperar la cultura y tradiciones de Pobladura de Aliste. 
En su trayectoria se ha dedicado al mantenimiento y difusión de danzas de la zona y de su mascarada, acudiendo a los encuentros internacionales como miembro de la Academia de la Máscara ibérica. 
Su grupo de danzas está compuesto por personas del mismo pueblo (mérito que se suma ya que este ya ha bajado del umbral de los 100 habitantes). Desde hace pocos años se ha sumado a la participación en varios festivales de ámbito nacional e internacional, y  ha dado vida al festival “Aliste – Tradición”.

22 de mayo de 2015

Festival "Aliste - Tradición"

El Festival "Aliste - Tradición" nace en Pobladura de aliste en el año 2013 con el fin de acercar el folclore Zamorano, junto al de otros lugares de España, a toda la gente. 

Lo esencial del festival es la transmisión y el acercamiento a la gente de Aliste, la sensación de igualdad entre diferentes folclores, la convivencia y percepción de nuevas costumbres y el disfrute por difundir algo único venga de donde venga, pues es único entre los demás y junto con los demás.

Una localidad como Pobladura de Aliste, con un número de habitantes bajo, con grupo de baile propio y con un festival de carácter nacional hace más atractiva la manera de ver esta lucha por la tradición. Hacer grande un pueblo pequeño gracias a una tarde tan de "sacar raíces" y juntar costumbres. 

Grupo en Pobladura. Pasacalles

En su primera edición el festival acercó con tres grupos de Zamora y uno de León a la gente a lo que iba a ser una continuación de festivales únicos y diferentes. El éxito fue rotundo y esto hizo que se repitiese en la segunda edición con un grupo de Palencia y dos de Zamora.

En este año 2015, El  III festival "Aliste - Tradición. Pobladura 2015" acogerá grupos de ámbito nacional, con nuevas sorpresas.

Festival Dueñas.
Además, la realización de este festival consigue que nuestro folclore viaje por España y el país vecino, llevándolo nuestro grupo a distintos festivales de varias ediciones que consiguen que se una esta tierra con otras partes y veamos que nuestro folclore nos une.

Dentro de poco desvelaremos cosas de la tercera edición del festival "Aliste - Tradición", grupos, sorpresas... a demás puedes participar colaborando con él o patrocinándolo, contactando con nosotros desde acairesdealiste@yahoo.es

Un grupo en el pasacalle en Pobladura
¡Con la ayuda de todos luchemos por nuestro folclore!

10 de mayo de 2015

Testigos de los siglos: Demonios y bueyes.

Marca la esencia de la Obisparra aquellos dos mascarados zoomorfos que unidos mediante un yugo para poder someterlos a los deseos del arador, hacen sus diabluras entre la gente.

Estos personajes no son si no el rasgo de ese demonio primitivo de la cultura griega, que cristianizándose, cobra un sentido maligno dentro de la cultura que los representa.  Las figuras de los bueyes dan un sentido agrario a la fiesta, y con ellos se abre un ritual con raíces de fertilidad. 

Como ocurre en otras mascaradas cercanas como es el caso de "Los Carochos" o "los diablos" aparece una pareja de seres mascarados, que probablemente en este caso, y así lo asegura el R.P. Félix Manjón en su libro "Tonadas de mi tierra, Aires de Aliste."(1979), se trata de dos diablos que al principio del ritual se encuentran sueltos repartiendo el mal, y que el sembrador los une con el yugo para hacer un sometimiento de ese daño que van causando, y convertirlo en algo bueno como es la siembra.

Durante el acto, estos personajes van custodiados por "el gañan" que con su "guiada" los sostiene de avances rápidos, y el arador, que los somete con el arado, aunque en el centro del acto, los bueyes huyen burlando al gañán, y arrastrando al arador unos metros. Este acto central, señala cómo el ritual cobra influencias cristianas, pues el arador después de ser arrastrado y quedar malherido en el suelo, saca un antiguo libro de oraciones y "arresponsa" esos bueyes para que regresen (destaca la influencia de la fiesta y tradición de San Antonio de Padua arraigada en estos pueblos). Pero, sin embargo, estos mascarados regresan  gracias al gañan, que con su guiada corre tras ellos y consigue dominarlos y amansar su fiereza.

Se cierra completa el grupo con dos sembradores que van tirando paja a modo de cereal, para que con su reja los bueyes cubran y salga el fruto. 
Este sería el primer grupo y central de la Obisparra de Pobladura, que acerca y une las tradiciones antiguas y actuales perdurando por la escala del tiempo.


16 de abril de 2015

Tradición: Máscara y vivencia.

Trabajando la lana. Pobladura de aliste
Perseguimos como oro eso a lo que llaman origen, origen de nuestra existencia, de nuestra vida, de el soy esto y el porqué. Y de ahí que nos guste conocer nuestra historia, nuestro pasado, la manera en la que vivir viendo como vivieron, y esto más o menos nos lleva a la tradición. Una tradición que  se asemeja a la selección natural evolutiva, una selección que nos lleva a confiar en nuestra cultura, a forjarnos como grupo y a definirnos en una sociedad. 

Hilanderas. Pobladura de Aliste
Las canciones, la danza, los ritos tan arcaicos como la tierra en la que vivimos, eso es la tradición. Una tradición que no dejamos de lado, una cultura única, propia, que ha pasado prácticamente de boca en boca, de siglo en siglo.

Es indudable, que como ocurre con todo, las costumbres también deben adaptarse a las épocas, igual que lo hace la gente, y esto consigue que se cobren nuevas características, que con el paso del tiempo ya se forman dentro de ese núcleo pasado constituyendo un cambio que consigue la supervivencia.

Esto es el echo de lo que ocurre con las mascaradas de invierno.

Buey de la Obisparra
Las mascaradas de invierno, son el testimonio de una cultura que ha pervivido con el paso de los siglos, con ligeras modificaciones e influencias. Según la persona que haya escrito o estudiado sobre estas, aparecen diversas opiniones que acaban en una misma conclusión. 
Esta claro que estas fiestas derivan de un antiguo ritual de fertilidad, o religioso.
La conexión que necesita el mundo terreno con la divinidad, definida por la máscara, y sobre ella, la bestia. Una bestia, que como afirma Calvo Brioso, “la máscara no esconde, representa”, es decir, la persona que la porta pasa de representar, a ser el personaje representado. Ese “daimon” va a interceder entre la divinidad y lo terreno, como ser benefactor, a través del ritual. Con el paso del tiempo, la influencia del cristianismo hace que ese ser, pase a ser el símbolo del mal, y lleve el título de diablo (Dæmon), como conocemos ahora.

La Obisparra de Pobladura de Aliste, puede ser un claro ejemplo de este grupo. Sus personajes cobran una adaptación de estas fiestas primitivas que deriva en el ritual creado: son mascarados zoomorfos (bueyes) que dan un sentido agrario al rito, y que se adaptan y someten a las normas que los hechos históricos le han causado, como es el caso de las prohibiciones por la iglesia, de estos rituales. 

Pidiendo limosna en la Obisparra
La fertilidad plasmada con el personaje de la "Filandorra", el autoritarismo del soldado, las "buenaventuras" del ciego, etc. hacen que se conforme un nuevo ritual, un ritual adaptado a las épocas y a los que toman los personajes, y que definen una permanencia en nuestra historia, causa que por lo tanto nos hace que sigamos luchando por que sea así.


(Sigue a partir de ahora nuestros artículos especiales dedicados a la obisparra con motivo de que se cumplen 10 años en los que "Aires de Aliste" coordinamos su difusión y realización.)

29 de marzo de 2015

Semana Santa Pobladura de Aliste 2015

Los arraigos populares a la tradición semana santera en Pobladura de Aliste han llevado a la permanencia de ritos y actos especiales para sus habitantes y para las gentes amantes de la semana santa.



Para este 2015 los principales actos son:



Domingo de Ramos: 20:00. Acto penitencial de "Vía Crucis"

Lunes Santo: 20:00. Canto de Los Dolores a la Virgen de la Soledad.

Miércoles Santo: 20:00. Honores de la C. de la Santa Cruz y canto del Miserere ante el Smo. Cristo del Perdón.

Jueves Santo:
16:45. Misa y Adoración del monumento de la custodia. 
23:00. Hora Santa. Finaliza con un acto penitencial de "Vía Crucis"

Viernes Santo:
10:00. "Vía Crucis" y Rosario de Buena Muerte hacia el calvario.
11:15. Exaltación de la Santa Cruz y lectura de la Pasión.
17:00. Procesión de "La Carrera". 
21.30. Procesión de la Virgen de la Soledad.




18 de febrero de 2015

La Obisparra. Origen de nuestro origen.

La Obisparra, las mascaradas de Pobladura de Aliste, un símbolo para el pueblo y para la asociación.

En el año 2005 se comienzan a difundir por parte de la asociación con más fuerza , ya que iban cayendo en olvido. Anteriormente se había dejado de hacer algunos años por falta de actores y de entusiasmo.

Esta representación se realizaba el día de San Esteban, 26 de diciembre, por eso han sido denominadas mascaradas de invierno.
En la actualidad la obisparra se hace el día 15 de agosto por ser la fiesta del pueblo y mayor asistencia de espectadores y participantes.

Es una de las costumbres que recibe el nombre solamente de obisparra, y no lleva sobrenombres como en otros pueblos. Suele conocerse en todos los sitios así.

Cobra tanta importancia como las celebradas en todos los pueblos, tiene un mismo origen, son todas igual de antiguas, por eso no hay porque menospreciarla. Una costumbre que se lleva año tras año, por la importancia que cobra para turismo y la gente del lugar.

Los personajes están formados en grupos según la acción que llevan a cabo. Los Sembradores, El Gañan, Los Bueyes y El Arador es el grupo que va al principio.
El desfile es abierto por los sembradores que desempeñan su oficio tirando paja por las calles como si se tratase de trigo. El gañán es el que guía a los bueyes y cuida que no se escapen, para que el arador pueda realizar su trabajo. En mitad del recorrido, los bueyes se escapan corriendo, arrastrando al arador un pequeño tramo e impidiendo ser parados por el gañán. El arador arrodillado en el suelo, reza para que los animales regresen (porque aparentemente están endemoniados) y tras regresar estos continua el desfile.
Este grupo es seguido por La Filandorra y El Soldado. La filandorra es una mujer que se dedica a hilar, está soltera y tiene un hijo que descuida dándoselo a cualquier persona que lo quiera. El soldado la sigue para que cuide a su hijo y no se acerque a ningún hombre. Supuestamente, la filandorra es una hilandera (“filandera”) que trabaja en casa de un señor rico con el que tiene un hijo bastardo y él, ya que no reconoce el hijo, pone a un soldado para que se encargue de que no lo descuide.
El tercer grupo, lo compone El Ciego y sus Lazarillos. Estos van pidiendo  por las casas y entablan un diálogo con aquellos que los reciben. El ciego es recibido por personas que le dan “la limosna” a cambio que el cante una copla. En otras ocasiones los reciben pastoras que le invitan a cantar a cambio de un poco de pan y tocino.
Por último, el desfile lo cierran el gaitero, el tamborilero y una pareja de bailadores que dan un poco de ambiente festivo al desfile.

En los últimos años, se han añadido pequeñas representaciones como los procesos para tratar el lino y la lana, juegos populares, reunión de pastoras, de hilanderas…

Faltan personajes que basandose en documementos antiguos en los que figura la mascarada y en las personas mayores, poco a poco se añaden su función.

Estas mascaradas han servido como un gran orgullo por haber mantenido esta tradición tan antigua durante muchos años.






Pincha AQUÍ y entra en la "Oda al olvido" donde encontrarás muchos más vídeos de este precioso Patrimonio Inmaterial.

14 de enero de 2015

Somos. Por el pasado, presente y futuro. 15 velas.

Somos el testimonio de lo que vivimos, somos el presente de ese pasado que conocemos, somos la letra de una canción con sabor a cientos de personas que la inspiraron, somos el testimonio de los que se fueron, y de los que vendrán… somos.

Constructores de nuestra propia historia, la historia. La historia que narran 15 velas de un pastel, la historia de años de dedicación, alegrías, penas, recuerdo… tradición.
Narradores de un cuento, un cuento que ha ido dejando protagonistas, que ha emocionado, entretenido, resucitado recuerdos y recuerdos.  

Testimonios de los últimos testimonios, rescatadores de la cultura dormida que pasó por estos montes y laderas, lo que nos define, lo que dice de nuestro pasado y de nuestras raíces.

Esto, pero esto y cientos de cosas más, son el testigo de nuestros pasos, del camino andado, de los tropiezos y adelantos, de la memoria. Una memoria que recorre las notas de una canción, los toques de un instrumento, las palabras de aquel que es el último testimonio de una historia.

Obisparra, siega, comedias, baile, festival de danza, paloteo, tradición, mascaradas, encuentro, pasión, cultura… palabras. Palabras de una vida, palabras que no acaban, palabras que transmiten un sentimiento al oírlas.

Manuel, Feliciana, Manolo, Sabina… personas. Personas que dejaron marcada su historia en nuestras páginas, y que seguimos recordando; y no sé porque, pero desde donde estén, estoy seguro que nos siguen ayudando.

Letras, frases, párrafos que no dicen todo, pero ahora solo depende del sentimiento que estés teniendo al leerlo. Solo con este gesto le estas dando vida a 15 años de recuerdos, a todo eso que tus abuelos, tus padres trasmitieron. Somos gente con unas raíces unidas a la tierra, unidas a Aliste y esto demuestra nuestro pasado.

Ayer, hoy, mañana, cada momento que pase seguimos escribiendo una historia.

Ahora, una lágrima, un sentimiento y un fuerte aplauso de recuerdo por los que se fueron, y nos ayudan desde donde quiera que estén; 15 velas para soplar este año, pues son 15 historias; millones de conmociones para esos últimos testimonios que se van apagando; y una frase que dijo un poeta:

“Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.”

Gracias a todos por hacerlo posible.

Somos Cultura, Somos Aliste
Aires de aliste 15º Aniversario.